¿Que es la economía?

Conceptos generales de Economía
Juan Diego Castrillón M.B.A.
Pontificio Ateneo Antoniano de Roma
Universidad de Tulane. New Orleans
Universidad Autónoma de Occidente. Cali
Pontificia Universidad Javeriana Cali
Universidad ICESI Cali
CONCEPTO DE ECONOMÍA
Economía es el estudio de cómo la gente en cada país o grupo de países utilizan o
administran sus recursos limitados con el objeto de producir bienes y servicios y distribuirlos
para su consumo entre los miembros de la sociedad de modo que satisfagan sus necesidades.
El propósito de la economía es bosquejar un proyecto de prosperidad para los individuos y
para la sociedad. Para ello hace el análisis a soluciones de eficiencia en la producción,
distribución, oferta y la demanda de bienes y servicios.
Debido a que la escasez nos lleva a economizar y a elegir el máximo beneficio al mínimo
costo, a veces se conoce a la economía como la ciencia de la elección, que predice en qué
forma los cambios de circunstancias afectan las elecciones de las personas. Esta comprensión
exige contar con teorías que expliquen el funcionamiento de los fenómenos económicos, y
para ello hay que recurrir a la abstracción. (MOCHÓN Y BECKER,1997)
La actividad económica es el uso de recursos que hace la gente para afrontar la escasez y
generar riqueza.
Economizar es hacer el mejor uso de los recursos disponibles, limitados frente a las
necesidades.
Optimizar es evaluar el mejor uso de los recursos y procurar el máximo beneficio al mínimo
costo, dentro de los límites de lo posible.

Es usual considerar que el
punto de partida general de la
economía es el problema de la
escasez desde el cual se
justifica la búsqueda de
respuestas de la ciencia
económica.
Sin embargo en tiempo de
abundancia, también se
requiere el discernimiento
sobre las mejores formas de
producir y de generar bienestar.
Fenómenos como el desempleo y la inflación son referente común en las intervenciones
económicas. En los estratos socioeconómicos altos la mayoría de la gente tiene diferentes
tipos de necesidades satisfechas y se trabaja para vivir aún mejor. La riqueza se define aquí
en función del logro de bienes y servicios que cubren necesidades inmediatas y futuras. En
los estratos socioeconómicos bajos la insatisfacción es alta y se trabaja para sobrevivir. Los
diferentes estándares de vida son una expresión de la cantidad, calidad y variedad de los
bienes y servicios.
La limitación de recursos y la infinitud de los deseos son dos principios que forman la base
del problema económico universal: ¿Cómo podemos satisfacer nuestros deseos insaciables
con los recursos limitados que tenemos sobre la tierra?
La economía asume las necesidades reales de bienes y servicios, es decir de recursos
naturales o de provisiones, capital de trabajo y de inversión que con base en la intervención
de la creatividad humana mejoran nuestro estándar de vida. Es de aclarar que el problema de
la economía no son los deseos.
Los deseos de la gente se extienden en el terreno de lo ideal que se aspira. Cambian de
acuerdo a los ingresos, experiencia e influencia. Los gustos son los ideales que se concretan
en el terreno de lo estético – sensible. A una persona le gusta un Hyundai, otras prefieren un
Toyota. A uno le gusta la comida china, a otro le gusta la comida italiana.
Las necesidades implican productos, bienes y servicios que cada uno demanda con el
propósito de sobrevivir. Las necesidades básicas de hoy tal vez incluirían bienes que tal vez
lujos hace una generación atrás.
La riqueza se crea a partir de la división del trabajo. Muchas personas se dedican a diferentes
oficios. El propósito de la diferenciación de estas actividades es lograr la eficiencia
productiva que empuje el proceso de transformación de bienes no terminados hacia los bienes
finales utilizado por los consumidores.
El trabajo es uno de los factores de producción de riqueza.
Los productos no terminados son llamados insumos, recursos naturales y provisiones.
Constituyen riqueza cuando se incorporan a un proceso en el tiempo a través del trabajo y la
organización empresarial.
Recursos que están a nuestra disposición para generar riqueza:
1.- Recursos naturales renovables y no renovables.
2.- Provisiones
– Capital de trabajo: Equipos, herramientas y maquinaria (bienes de capital)
– Capital de inversión: Dinero
El experimento con un billete Al romper un billete, muchos supondrán que se ha destruido la
riqueza.
Sin embargo se ha reducido la posibilidad de bienestar para esa persona que tuvo el billete,
mientras que la riqueza del resto de la gente ha aumentado debido que ha incrementado su
poder de compra de la moneda circulante al reducirse en la cantidad de billetes.
En otras palabras, simplemente se ha redistribuido la riqueza.
El dinero no es riqueza:
Sólo constituye riqueza un bien o servicio que al ser destruido se reduce el bienestar. Destruir
alimentos, cuadernos de estudio, libros, ropa para la gente, significa hacer que el mundo
tenga un producto menos, limitar satisfacción de necesidades reales.
Pero no constituye riqueza un medio como el dinero, pues si se destruye un billete, por
ejemplo, se incrementa el poder de compra de billetes similares al reducirse la cantidad de
moneda en circulación.
El dinero facilita el proceso de creación de la riqueza. Es un medio de intercambio que
facilita la adquisición de bienes y servicios. Pero su valor es nominal.
Preguntas fundamentales para producir riqueza: Asignados recursos escasos, la economía
intenta responder cinco problemas fundamentales:
¿Que debería producirse?
¿Para quienes?
¿Cuánto?
¿Cómo?
¿Cuándo?.
Qué y cuánto producir pertenece a un nivel de referencia de lógica económica para elegir
bienes y servicios que satisfagan necesidades, atendiendo determinadas procesos o modos de
producción.
Cómo producir corresponde a un nivel de referencia tecnológico para lograr la eficiencia
productiva. Presupone una eficiente combinación, una óptima elección de los recursos para la
maximización de los beneficios.
Para quién producir pertenece a un nivel de referencia social, para obtener la eficiencia
distributiva orientada al bienestar general donde se incluyen segmentos objetivos de la
población.
Problemas económicos
fundamentales:
• ¿Qué y cuánto producir?
• ¿Cómo producir?
• ¿Para quién producir?
Transformación de recursos para la
generación de riqueza y mejorar las
condiciones de bienestar general

El proceso es:
Recursos Naturales→
Bienes y servicios intermedios →
Bienes y servicios finales.
El propósito básico de la actividad económica es cambiar los bienes no terminados y sin
valor por bienes útiles y terminados. Trabajadores, terratenientes y empresarios colaboran en
cada etapa de la producción.
El principio económico:
“MÁXIMO BENEFICIO CON EL MÍNIMO DE ESFUERZO”
En cualquier actividad económica, los individuos orientan sus acciones guiados por una
norma natural: obtener el mejor resultado con una cantidad dada de medios, o bien, lograr un
determinado resultado empleando la menor cantidad de medios posible.
El costo de oportunidad de cualquier acción es la mejor alternativa desechada.
Costo en pesos: a menudo expresamos el costo de oportunidad en pesos. Pero sólo es una
unidad de medida convencional. Los pesos que se gastan en un libro no están disponibles
para gastarlos en un disco. Pero el costo de oportunidad del libro no son los pesos que se
gastaron en él, sino el disco del que nos privamos.
Un agricultor intentará cosechar el máximo número posible de toneladas de café habiendo
dispuesto para ello de una cantidad fija de hectáreas sembradas, semillas, fertilizantes,
implementos agrícolas, etc.
Del mismo modo, ese agricultor puede desear recolectar, por ejemplo, diez toneladas de café
tratando de emplear el mínimo indispensable de tierra cultivable, insumos y demás elementos
necesarios.
Costo en tiempo: el costo de oportunidad de un bien incluye el valor del tiempo dedicado a
obtenerlo. Si se tarda una hora en ir al dentista, el valor de esa hora.
Transformación de recursos para la generación de riqueza y mejorar las condiciones de
bienestar general debe añadirse a la cantidad que se pagó por la consulta. Podemos convertir
el tiempo en costo en pesos, utilizando el salario por hora de una persona.
RELACION ENTRE CIENCIAS DE LA ECONOMIA Y CIENCIAS FISICAS
La economía es una ciencia social es consecuencia de observar el comportamiento humano.
Utiliza el método científico experimental, inductivo y deductivo: Observación, medición,
descripción, formulación de hipótesis, construcción de modelos y de una teoría consistente.
Como ciencia empírica es predictiva, falible. Su fundamento epistemológico está en proceso
de construcción. Sin embargo como ciencia debe considerar que hay conductas no racionales,
sino que dependen de la emotividad. Las curvas de demanda se pueden ver afectadas no por
la calidad de los productos o por su disponibilidad en el mercado sino porque su precio ha
caído. Así es como las curvas de demanda son inversas a las curvas de precios. Al hacerse
más barato se aumenta la demanda en un segmento del mercado pero se puede perder en otro
segmento.
En sus inicios la ciencia económica pretendió hallar las leyes del mundo social así como se
establecieron en la medicina y en física leyes constantes y cuantificables para experimentar
eventos controlados y asegurar que los resultados sean consistentes.
Era necesario identificar las leyes, las generalizaciones en expresiones matemáticas, con
mediciones que tengan aplicaciones prácticas.
Los economistas han tomado de la física o de la biología los términos elasticidad, velocidad,
equilibrio, y lo han aplicado a la ciencia económica.

Una estricta aplicación del método científico usado por las ciencias físicas no siempre
funcionaría en la economía. Hoy se tiende a considerar como cosa del pasado el modelo
determinista de la física.
Las personas no responden de la misma manera a específico estímulo. Se requiere asumir la
incertidumbre al aplicar la precisión y cuantificar las características de las personas en la
actividad económica y financiera como si se tratara de observar el seguimiento de las leyes
de Newton.
Existe una diferencia esencial entre el hombre y los objetos inertes, que afecta la aplicación
de la metodología científica.
Esa diferencia esencial implica una dualidad metodológica, pues se pretende del sujeto de la
economía un comportamiento como objeto evaluable de estudio.
La creación de la riqueza depende finalmente de los particulares pensamientos, emociones,
valoraciones y acciones deliberadas de los seres humanos.
Ley, Teoría y Política Económica
Al igual que las ciencias naturales, la economía observa y clasifica los fenómenos en la
realidad y busca relaciones uniformes entre ellos, para poder enunciar leyes.
Las leyes son resultantes de la interacción de elementos que al relacionarse se transforman a
si mismos y es de esta misma interacción de donde surgen las propiedades.
Las leyes de las ciencias naturales pretenden ser absolutas: a determinada causa sigue
siempre el mismo efecto. En cambio, las leyes económicas no siempre se cumplen en forma
absoluta, sino tan solo en gran cantidad de casos y, además, lo hacen en forma diferente
según el ámbito social al que se refieran.
Una ley económica es el enunciado de las relaciones uniformes entre fenómenos económicos.
Señala que ante un determinado fenómeno (causa), se desencadena otro (efecto).
Para entender la economía, los economistas usan modelos -teorías que simplifican la
realidad a fin de revelar cómo variables exógenas influencian variables endógenas.
Estos modelos incluyen el conjunto de leyes que rigen las relaciones económicas entre los
seres humanos, desde un punto de vista lógico, hipotético.
La teoría indica que, ante un aumento de precios (causa), los compradores tienden a
disminuir las adquisiciones de bienes (efecto). La realidad nos demuestra que esto no siempre
es así: aunque los precios sean excesivos, la demanda de bienes puede persistir porque
intervienen otros factores como la imposibilidad de renunciar a esos bienes, la incertidumbre
acerca de lo que puede pasar en el futuro o el consumismo.
Las teorías facilitan la predicción de las consecuencias de algunos acontecimientos. Una
teoría es una explicación del mecanismo que subyace en los fenómenos observados. Las
teorías son abstracciones que pretenden explicar el por qué de ciertos acontecimientos o
justificar la relación entre dos o más cosas.
La habilidad del economista está en juzgar cuál modelo representa mejor las relaciones
económicas. Porque ningún modelo aislado puede responder todas las preguntas, los
economistas usan diferentes modelos para diferentes propósitos.
La teoría económica provee una estructura lógica para organizar y analizar datos
económicos. La teoría económica es la que permite aplicación de políticas económicas. . Es,
precisamente, la preocupación por la política lo que hace que la teoría tan necesaria e
importante.
Si no hubiese posibilidad de influir sobre la actividad económica a través de políticas
económicas, con el objeto de cambiar ciertos sucesos que consideramos desfavorables, la
economía sería una disciplina meramente descriptiva e histórica.
¿Pueden las teorías ser probadas en la economía, como experimento en un laboratorio? Los
mejores economistas pueden intentar probar sus teorías contrastando los sucesos históricos, y
aún con éxito, los resultados podrían ser inciertos. Como producción humana las teorías son
falibles.
El mundo de la economía está caracterizado por frecuentes fallas de individuos y negocios.
Por ejemplo una compañía de automóviles puede producir autos que no se venden. Los
inversionistas pueden hacer malas inversiones. La lista de errores empresariales es creciente
cada día, pero los individuos no están destinados a cometer los mismos errores.

Afortunadamente, los individuos y líderes de negocios pueden aprender de sus errores, y
también minimizarlos. Los inversionistas pueden reexaminar sus estrategias y hacer
inversiones beneficiosas.
EL PRONÓSTICO EN LA CIENCIA

¿Un economista puede predecir el futuro? Debido a la dualidad metodológica, al hecho de la
incertidumbre al considerar en una persona con comportamiento subjetivo que tendrá un
comportamiento subjetivo, se hacen con frecuencia predicciones económicas y que suelen ser
inadecuadas.
Por ejemplo, se hicieron predicciones que una vez disminuidos los aranceles a las
importaciones en 1990 iba a desaparecer la industria nacional. Los hechos sin embargo
probaron que algunas industrias mejoraron su competitividad y eficiencia en la utilización de
los recursos, aunque ciertamente desaparecieron numerosas industrias.
En resumen, mientras el pasado económico es preciso y cuantificable, el futuro es siempre
cualitativo e inherentemente impreciso. Hay pocas constantes o precisas relaciones en
economía como si lo hay en la física. La historia y los eventos son cuantitativos, la teoría
económica es cualitativa.
Un ejemplo de objeto de estudio de la ciencia económica es el mercado de valores. Es un
sistema de información. En él inciden comportamiento que se requieren observar a partir de
modelos, teniendo en cuenta la finalidad de evitar la escasez de recursos y de maximizar las
utilidades. El concepto de escasez es fundamental en la economía.
En la predicción del futuro se requiere considerar dos principios universales:

1.-El principio de causalidad
2.-El principio de incertidumbre
El primer principio refleja la conexión entre el pensamiento y la acción. Para toda causa, hay
un efecto. Detrás de cada evento económico; un incremento de precios, devaluación
monetaria o declinación del empleo, hay causas que la provocan. Recuerden que toda acción
humana es deliberada. A menudo, las causas de los eventos económicos son múltiples y tal
vez entra en contradicción con otro, haciendo más dificultoso explicar ciertos fenómenos.
Detrás de cada acción está el comportamiento económico del ser humano.
La segunda ley de la predicción es la incertidumbre. Los economistas difieren sobre cuánta
incertidumbre existe en el mercado. El futuro de la acción humana es incierto. Los científicos
sociales intentan estudiar los patrones del comportamiento humano. Los sicólogos examinan
las acciones y reacciones de la gente, los científicos políticos investigan los efectos de las
instituciones y partidos políticos y el economista examina sus datos para probar su
consistencia con las teorías. Todo esto está hecho para desarrollar un mejor entendimiento de
la actividad humana.
La incertidumbre existe por dos razones: el vasto y complejo número de factores y
participantes involucrados en la economía, y el hecho que detrás de los números hay una gran
cantidad de individuos quienes están constantemente cambiando y reevaluando sus
propósitos. A menudo los propósitos humanos pueden ser tan predecibles, sin embargo hay
siempre algún grado de incertidumbre presente.

Existe un elemento de incertidumbre y de impredictibilidad en las conclusiones de los
científicos sociales. En la predicción del crecimiento económico de un país para un período
dado, los economistas pueden estimar las compras de bienes y servicios de los consumidores,
negocios y gobierno. Sin embargo son sólo estimados, a menudo basados en las relaciones
pasadas o ecuaciones que talvez no se mantendrían en el futuro.

Los economistas tienen programas en computadoras que hacen predicciones de precios y
demanda de los bienes o dinero. ¿Por qué fallan las predicciones de los economistas? Por
que los factores que han determinado el movimiento de los precios pasados cambian. Los
resultados de los estimados son algunas veces exitosos y otros no.
Si uno estudia sus hábitos de vida y descubre que tiene clases a las 8 a.m., tendrá por lo
menos la seguridad que se levantará a las 7:30 AM antes de ir a clases. Pero aún así, existe
incertidumbre. ¿Que pasaría, si él cae enfermo y está en cama, o su alarma del despertador
falla? Hay todavía una variedad de factores que tal vez el estudiante no actuaría como uno
espera.
Si como hemos visto el principal objetivo de la ciencia económica es comprender cómo
funcionan las relaciones de oferta y demanda de bienes y servicios ordenados a satisfacer
necesidades, se requiere contar con teorías que expliquen el funcionamiento de los
fenómenos económicos.
La Economía positiva se define como la ciencia que busca explicaciones objetivas del
funcionamiento de los fenómenos económicos; se ocupa “de lo que es o podría ser”. Trata de
establecer proposiciones del tipo “si se dan tales circunstancias, entonces tendrán lugar tales
acontecimientos”.
La Economía normativa ofrece prescripciones para la acción basadas en juicios de valor
personales y subjetivos; se ocupa “de lo que debería ser”. Responde a unos criterios éticos,
ideológicos o políticos sobre lo que se considera deseable o indeseable.1

Por ejemplo, desde un punto de vista de la economía normativa existe la discusión acerca del
tamaño del estado. Unos son partidarios de reducir su peso dentro de la economía global y
otros opinan en favor de aumentar su importancia.
La Doctrina Social de la Iglesia propone como ejemplo un tipo de economía normativa. En
cambio, un enfoque positivo se limita a indicar cuál es el peso relativo del sector público sin
valorar si es deseable aumentarlo o disminuirlo.
En la vida real, sin embargo, los componentes positivo y normativo de la ciencia económica
se suelen mezclar, de manera que es difícil separarlos. La mayoría de los economistas tienen
puntos de vista sobre cómo debería funcionar la sociedad y ellos están presentes cuando se
hacen recomendaciones en favor o en contra de una política determinada.
Las relaciones económicas de los hombres en sociedad producen fenómenos económicos: el
supermercado lleno de compradores en épocas de inflación, largas colas frente a las
instituciones bancarias cuando éstas tienen problemas para hacer frente a los pagos, etc.
En este aspecto, los fenómenos naturales son fácilmente comprobables (a diferencia de los
económicos): una vez conocida la causa que los produce, se conoce el efecto que puede
esperase de ellos (vemos un relámpago y esperamos oír el trueno que le seguirá).

En los fenómenos económicos también se verifica la relación causa – efecto pero su
comprobación no puede realizarse con tanta facilidad. Por ejemplo: si se decide abrir la
importación para que el ingreso de productos extranjeros de bajo costo produzca una
disminución de los precios de los productos nacionales, este resultado puede tardar algunas
semanas en concretarse.

1 MOCHÓN Francisco y BECKER, Víctor A. Economía, Principios y Aplicaciones,
ED. Mc Graw Hill – segunda edición – año 1997
Aún así, se trata de un resultado a corto plazo. Si la importación se mantiene por algún
tiempo, produce efectos a largo plazo también: la industria nacional deberá reacomodar su
estructura productiva o desaparecerá.
Además de economía positiva y economía normativa, también se puede hacer otra
clasificación ente macroeconomía y microeconomía. Para entender mejor una de ellas se
requiere entender las otras.
La macroeconomía es el estudio de la economía como un todo –incluyendo el crecimiento
en el ingreso, cambios en los precios y la tasa de desempleo. Su estudio abarca: las
magnitudes de la economía nacional, la economía internacional, las fluctuaciones
económicas, el crecimiento económico. Atiende tanto la explicación de eventos económicos
como el impacto de políticas ante probables comportamientos económicos.
La macroeconomía tiene que ver con el nivel general de la actividad económica, busca la
imagen que muestre el funcionamiento de la economía en su conjunto trata de agregados, o
sea, un cuerpo complejo constituido por varios elementos que tienen en común ciertas
cualidades (un sector productivo, una región geográfica, la economía de un país, la suma de
salarios pagados en un año en una provincia, el producto agrícola de un país en un cierto
lapso, etc.) (También puede tratarse de variables más totalizadoras, como el consumo, la
inversión y el producto bruto interno de una nación)
El propósito de la macroeconomía es obtener una visión simplificada, pero que al mismo
tiempo permita conocer y actuar sobre el nivel de la actividad económica de un país
determinado o de un conjunto de países. Sus problemas centrales tienen que ver con el
desempleo, la inflación y el crecimiento económico.
Establecer si los precios se consideran flexibles o fijos es un supuesto crucial para el modelo
macroeconómico. Algunos economistas consideran que la relación de oferta y demanda
describe el comportamiento de la economía en el largo plazo, mientras que los precios son
fijos en el corto plazo.
Cuando el objeto de estudio se ubica en el nivel de las unidades económicas (empresas,
familias, mercado de un bien específico), el tema se encuadra dentro de la óptica
microeconómica).
La microeconomía es el estudio de cómo las firmas y los individuos toman decisiones y
cómo estas determinaciones interactúan. Una vez que los eventos macroeconómicos emergen
desde muchas interacciones microeconómicas, la macroeconomía usa muchas de las
herramientas de la microeconomía.
La microeconomía: se ocupa de los fenómenos referidos a las unidades económicas, en
forma aislada o relacionados entre sí. Su estudio abarca: las unidades de consumo y de
producción la determinación de los precios en los mercados, los ingresos de los factores
productivos.
Mientras en el campo de la microeconomía se trabaja con elementos relativamente
homogéneos, en el ámbito de la Macroeconomía coexisten partes homogéneas y
heterogéneas, producto de la sumatoria de diversas unidades que observan ciertos elementos
comunes.
La macroeconomía le suministra un contexto de referencia a la Microeconomía. Por
ejemplo, para establecer la política salarial de una empresa metalúrgica, deberá tenerse en
cuenta la estructura de ingresos del factor trabajo en ese sector. El estudio del costo de
combustibles de una empresa no puede desligarse de la estructura energética de la región
donde se encuentra.
La economía considera dos actores significativos, el sector privado y público, que inciden en
la política fiscal (inversión del Estado) y en la política monetaria (control de la inflación. En
ambos casos los mercados requieren transparencia. Hay que estar atentos a que nadie viole
las reglas de luego.
Dadas unas responsabilidades confiadas al Estado, en la sociedad hay gente que queda al
margen, grupos vulnerables que requieren ser protegidos por el Estado.
Aunque es un ideal que las políticas macroeconómicas y macroeconómicas sean reguladas
por las autoridades en la materia, se pueden presentar casos como los registrados en
Colombia a raíz de las altas de interés para los préstamos de vivienda y que generaron
recesión económica, en el año 2000. En ese entonces tuvieron que intervenir las autoridades
judiciales para invocar principios de la Constitución Política, y establecer límites a la política
macroeconómica. La Corte Constitucional estableció la prevalencia del control del
desempleo frente al control de la inflación.
Lectura complementaria 1.
COMPONENTES DE OBJETIVOS ECONOMICOS
Para entender en qué forma alcanza una economía sus objetivos, tenemos que identificar sus
componentes principales:
Decisores: Son los actores económicos, quienes eligen sobre la manera de atender sus
necesidades con recursos limitados.
1. Las familias: una familia es cualquier grupo de personas que viven juntas
como una unidad de toma de decisiones. Cada familia tiene necesidades ilimitadas
y recursos limitados.
2. Las empresas: una empresa es una organización que utiliza recursos para
producir bienes y servicios.
3. El gobierno: un gobierno es una organización que provee bienes y servicios, y
redistribuye ingreso y riqueza. Los servicios más importantes provistos por el
gobierno son las leyes y un mecanismo para su aplicación (tribunales y fuerzas
policiales). Pero los gobiernos también proporcionan servicios como defensa
nacional, salud pública, transporte, educación.
Mercados: un mercado es cualquier arreglo que facilita la compraventa. Los mercados de
bienes son aquellos en los cuales se compran y venden bienes y servicios. Los mercados de
factores son aquellos en los que se compran y venden factores de la producción.
Los factores de la producción son los recursos productivos de la economía.
Se clasifican en tres:
1. Trabajo: es la fuerza mental y física de los seres humanos.
2. Tierra: recursos naturales de todo tipo.
3. Capital: todo equipo, edificios, herramientas y otros bienes manufacturados que
pueden usarse en la producción.
Decisiones y circuito económico:
Familias, empresas y gobiernos toman decisiones económicas. Las familias deciden cuánto
de su trabajo, tierra y capital ofrecerán a cambio de salarios, renta, intereses y beneficios.
También deciden cuánto de su ingreso gastarán en los diversos tipos de bienes y servicios
disponibles. Las empresas deciden cuánto trabajo, tierra y capital contratarán y cuántos de los
diversos tipos de bienes y servicios producirán. Los gobiernos deciden cuáles bienes y
servicios proporcionarán y los impuestos que las familias y las empresas pagarán.
Estas decisiones de familias, empresas y gobierno se coordinan en los mercados de bienes y
de factores.
Los mercados coordinan las decisiones individuales mediante ajustes de precios.
Supongamos que la cantidad de hamburguesas que se ofrecen a la venta es menor que la
cantidad que a las personas les gustaría comprar. Para que las elecciones de compradores y
vendedores sean compatibles, los compradores tendrán que moderar su apetito y tendrán que
ofrecerse más hamburguesas a la venta. Un aumento en el precio de las hamburguesas
provocará este resultado.
Un precio mayor alentará a los productores a ofrecer más hamburguesas. También reducirá el
apetito de hamburguesas y cambiará algunos planes de almuerzo. Menos gente comprará
hamburguesas y más gente comprará salchichas (o cualquier otra alternativa). Más
hamburguesas (y más salchichas) se ofrecerán a la venta.
Un precio menor desalentará la producción y venta de hamburguesas y alentará su compra y
consumo. Las decisiones de producción y venta, y de compra y consumo, se ajustan
continuamente y se equilibran mediante ajustes de los precios. De este modo, el mercado
resuelve cuánto producir.
El mercado también resuelve de manera parecida cómo producir, sustituyendo un factor de la
producción por otro cuando cambian sus costos.
Por último, el mercado ayuda a resolver la pregunta para quién producir. Las habilidades,
talentos y recursos que escasean obtienen un precio mayor que aquellos que son más
abundantes. Los dueños de recursos y habilidades escasos tienen una porción mayor del
producto de la economía que los dueños de recursos que se ofrecen en abundancia.
Mecanismos alternativos de coordinación:
El mercado es uno de los mercados alternativos de coordinación. El otro es el mecanismo de
mando. Un mecanismo de mando es un método para determinar qué, cómo y para quién se
producirán bienes y servicios, mediante la utilización de una estructura de organización
jerárquica en la cual la gente obedece instrucciones que se le dan.
Una economía que descansa en un mecanismo de mando se llama economía de mando o
centralmente planificada. En la economía de mando, una oficina de planificación central
toma las decisiones acerca de qué, cómo y para quién producir los bienes y servicios.
Una economía que determina qué, cómo y para quién se producen los bienes y servicios
mediante la coordinación de las elecciones individuales a través de los mercados se llama
economía de mercado. Pero la mayoría de las economías en el mundo real utiliza mercados
y mandos para coordinar la actividad económica. Una economía que descansa tanto en
mecanismos de mercados como mecanismos de mando, se llama economía mixta.
Economía cerrada es aquella que no tiene vínculos con ninguna otra economía. Economía
abierta es una economía que tiene vínculos económicos con otras economías.
Las ventas de bienes y servicios a otras economías constituyen las exportaciones, mientras
que las compras son las importaciones.
El valor de las exportaciones e importaciones no es necesariamente igual.
Cuando las exportaciones son mayores que las importaciones, tenemos superávit.
Cuando las importaciones exceden a las exportaciones, existe un déficit. Un país con
superávit presta al resto del mundo y un país con déficit pide prestado al resto del mundo.
Desde los años ochenta, la economía global se convirtió en un mecanismo muy integrado
para asignar recursos escasos y decidir qué producir, y cómo y para quién producirlo. Es
también un mecanismo para decidir en dónde se producirán y consumirán los diversos bienes
y servicios.
Lectura complementaria 2.
LAS NECESIDADES Y LOS BIENES ECONÓMICOS
Una necesidad humana es la sensación de carencia de algo que experimenta una persona,
unida al deseo de satisfacerla. Precisamente, esa sensación de carencia (necesidad), las cosas
o elementos (bienes) que utilizamos para satisfacerla y el esfuerzo que realizamos para
obtenerlos (trabajo) constituyen los elementos básicos de la actividad económica.
Si los bienes se encontraran en cantidades ilimitadas y listos para su inmediato consumo, la
economía no tendría razón de existir. Pero, dado que el hombre debe dedicar su actividad a
procurárselos con su esfuerzo, esta disciplina estudia su mejor aprovechamiento.
Clasificación:
1. Primarias y secundarias (Naturales y sociales): son primarias o biológicas aquellas que
hacen a la subsistencia del individuo. Son necesidades secundarias o sociales o de
civilización las que se refieren a modos de vida.
2. Presentes y futuras: son necesidades presentes las de satisfacción inmediata. Son futuras
aquellas cuya satisfacción motiva la debida previsión para hacerles frente a través del ahorro
(por ejemplo: Posibles enfermedades o incapacidades físicas, un viaje de estudios).
3. Ocasionales e intermitentes: Las primeras se presentan en forma esporádica, sin
regularidad; en tanto que las segundas se presentan con cierta regularidad.
4. Elásticas e inelásticas: son necesidades elásticas aquellas cuya satisfacción puede ser
diferida. Son inelásticas aquellas que deben ser satisfechas en forma inmediata.
5. Individuales, comunes y colectivas: son individuales las experimentadas por el sujeto y
satisfechas por él mismo. Son comunes las experimentadas por un grupo de individuos y
satisfechas por el conjunto (cooperativas). Son colectivas las que se presentan en una
comunidad organizada políticamente y que son satisfechas por el Estado (justicia, policía).
Características:
1. Ilimitadas en su número.
2. Limitadas en su capacidad: una necesidad va disminuyendo a medida que es satisfecha
hasta que llega un momento en que desaparece.
3. Concurrentes: una necesidad trae aparejada otra.
4. Complementarias: para la satisfacción de algunas necesidades, debe recurrirse a
elementos que se complementan entre sí.
5. Frecuentes: una vez satisfechas, tienden a repetirse.
6. Elásticas: casi todas las necesidades admiten un cierto grado de postergación.
7. Variables: no se presentan de igual forma y grado en los sujetos, ni siquiera en el mismo
sujeto a lo largo del tiempo.
Teoría de Abraham Maslow (Jerarquía de las necesidades):
La teoría de Maslow parte del supuesto de que las personas buscan satisfacer sus necesidades
más básicas (fisiológicas) antes de orientar su conducta hacia la satisfacción de las
necesidades de nivel superior (autorrealización).
Esta teoría supone que las necesidades de las personas dependen de lo que ya tienen.
Las necesidades humanas organizadas de acuerdo a una jerarquía de importancia son:
 Fisiológicas: la necesidad de alimento, bebida, albergue y alivio del dolor.
 Seguridad: la necesidad de no sentirse amenazado, es decir, la ausencia de sucesos o
ambientes amenazantes.
 De pertenencia, de interacción social y de amor: la necesidad de amistad,
afiliación, interacción y amor.
 Estima: la necesidad de autoestima y de ser estimado por los demás.
 Autorrealización: la necesidad de realizarse a sí mismo maximizando la utilización
de capacidades, destrezas y potencial propio.
Es preciso haber satisfecho las necesidades de orden inferior antes de que una necesidad de
orden superior comience a controlar la conducta de las personas.
Lectura complementaria 3.
El dinero.
El dinero es un medio de intercambio, una medida de valor nominal de los bienes y servicios.
A través del mismo se fijan los precios de cada uno de los bienes y servicios y se pueden
realizar los intercambios entre los agentes que concurren a la producción y el consumo.
El dinero supone la existencia de un sistema abstracto para fijar el valor relativo entre las
diversas mercancías y para efectuar las complejas transacciones que se producen en una
sociedad moderna
Buena parte del dinero que existe en las economías modernas está constituido por papel
moneda, billetes emitidos por los bancos que tienen amplia aceptación y circulación y que
resultan, además de medios de pago, parte de los activos que posee el público.
Facilita una función esencial en la economía de todas las sociedades, salvo las más
primitivas, donde las transacciones se efectúan mediante el trueque. La aparición del dinero
es un hito importante en el desenvolvimiento de las sociedades humanas.
En épocas anteriores, cuando los recursos y la división del trabajo estaban poco
desarrollados, el intercambio se realizaba mediante el trueque directo de una mercancía por
otra. Para que éste pueda funcionar es preciso que exista una coincidencia de necesidades en
la cantidad y al mismo tiempo que requerían las partes que concurren a una transacción.
La necesidad de que existiesen estas condiciones dificultaba notablemente los intercambios.
Por consiguiente, surgió históricamente la conveniencia de que existiese una mercancía
intermedia, que fuera fácilmente reconocible y aceptable, y que funcionase como un patrón
para medir el valor de los bienes a ser transados. El cambio se convirtió así en un proceso
indirecto, mediado por la existencia del dinero.
Las primeras formas del dinero abarcaron desde piedras y conchas marinas hasta ganado y
productos agrícolas. Pero estos bienes se necesitaban a veces para el uso, poseían escasa
uniformidad o se desgastaban rápidamente. De allí que casi todos los pueblos conocidos
pasaron a utilizar como dinero ciertos metales, los llamados metales preciosos, que tenían
ventajas peculiares: eran atractivos y fácilmente distinguibles, no se alteraban y, además, por
su propia escasez y su capacidad de dividirse, servían como útil patrón de medida del valor.
El oro y la plata, primero en forma poco elaborada y luego convertidos en piezas de metal
trabajadas, pasaron a ser empleados entonces como monedas. Las monedas así acuñadas
fueron reemplazadas, ya en tiempos modernos, por los actuales billetes de banco, que son
promesas de pago y que ya no tienen siquiera la convertibilidad en oro que poseyeron en
otras épocas. Ello expresa su cualidad de ser símbolos del valor, equivalentes abstractos del
mismo.
El dinero, en tanto medio de pago, no es demandado en realidad por sí mismo, sino como un
medio para la obtención de bienes y servicios. La naturaleza precisa de la demanda monetaria
es un tópico central de la moderna macroeconomía, y como tal ha sido debatido ampliamente
en los últimos años.
Al respecto existen dos posiciones: la del keynesianismo y la del monetarismo.
El keynesianismo sostiene que tres motivos dan origen a la demanda monetaria:
a) Existen necesidades derivadas de las transacciones que realizan los individuos y las
empresas, quienes necesitan dinero para sus adquisiciones de bienes y servicios.
b) Los individuos demandan dinero guiados también por la precaución, como una
forma de protegerse ante contingencias imprevistas.
c) Existe un tercer motivo, el especulativo, que lleva a demandar dinero cuando la
rentabilidad de otros activos, por ejemplo bonos o títulos, no resulta suficiente. Cuando
se calcula la rentabilidad de los bonos deben tomarse en cuenta no sólo los pagos de
intereses sino además la posibilidad de tener pérdidas o ganancias de capital. Si la
esperada pérdida de capital es mayor que el ingreso por intereses el resultado neto será
negativo, y los individuos preferirán retener o demandar dinero, no bonos o títulos;
esto último, sin embargo, dependerá también de las expectativas existentes.
La Teoría Cuantitativa del Dinero, en contraste con la anterior, sólo consideraba el primero
de los motivos mencionados: la necesidad de obtener dinero con el propósito de realizar
transacciones. La demanda de dinero M, en este caso, resulta una proporción constante, k, del
ingreso Y, el cual, cuando se toma junto con el promedio de nivel de precios, determinará el
volumen de transacciones que es posible realizar. El keynesianismo objetó esta conclusión: al
postular la existencia de una demanda monetaria que tiene sus fuentes en la precaución o la
especulación, Keynes sostuvo que la demanda puede variar grandemente en el corto plazo, a
partir básicamente de cambios en la velocidad de circulación, afectando así directamente el
nivel de los precios.
El moderno monetarismo, desarrollado básicamente por Milton Friedmann, parte de la Teoría
Cuantitativa del Dinero de Fisher y acepta que puede haber cambios en la velocidad de
circulación del dinero en el corto plazo, pero afirma que, en el largo plazo, tal velocidad es
esencialmente constante. Friedmann llegó a esta conclusión después de hacer un estudio
empírico de la historia monetaria de los Estados Unidos, a través del cual respaldó
sólidamente su posición respecto al tema. Corolarios de sus proposiciones es que la inflación
es causada por el total de la masa monetaria disponible y que las políticas de estabilización
keynesianas llevan inevitablemente a este fenómeno. No obstante, sus ideas no son aún
aceptadas por todos los economistas, pues el tema continúa abierto a la discusión.
En todo caso se acepta que la demanda de dinero no es sólo una función del ingreso o de las
tasas de interés vigentes, sino de la tasa de retorno de un amplio espectro de diferentes
activos físicos y financieros, lo cual influye decisivamente en la demanda específica de
dinero. Los individuos actúan así procurando que la tasa de retorno marginal sea igual con
respecto a todos los activos físicos y financieros disponibles. El dinero, por lo tanto, es visto
como un sustituto de cualquiera de los otros activos, y la demanda del mismo resulta por lo
tanto una función de las tasas de retorno de todos ellos. No se trata, por lo tanto, de la
comparación exclusiva con el nivel de las tasas de interés vigentes, sino de una comparación
que abarca entonces todos los activos que puedan adquirirse por el público.
Lectura complementaria 4.
El Mercado:
Es el ámbito donde se realizan las actividades por medio de las cuales se ponen en contacto
los compradores y vendedores de un determinado bien, la oferta y la demanda. En él se
establece el precio más conveniente para cada una de ellas.
Clasificación de los mercados
Según los bienes negociados en él:
§ Mercado real:
1. Bienes de consumo: cuando se negocian en él bienes de consumo
(vestimenta, automotores, alimentos)
2. Medios de producción: se negocian maquinarias, herramientas, instrumental, o sea,
medios de producción.
§ Mercado financiero: el mercado financiero se ocupa de las negociaciones con dinero o sus
títulos representativos considerándolo como una mercancía más. En este mercado
intervienen personas interesadas en obtener dinero y las que pueden ofrecerlo a cambio de
un interés. Abarca también la moneda extranjera que es solicitada por importadores, turistas
e inversores y es ofrecida por exportadores, turistas e inversores.
1. De dinero: permite cubrir las necesidades financieras de las empresas a corto plazo.
2. De capitales: atiende las necesidades de las empresas de equipamiento e inversión a
largo plazo.
3. De títulos: los títulos son documentos representativos de partes de capital de una
empresa (acciones) o de un préstamo privado (ventures) o público (bonos).
Según la localización del mercado:
§ Interno:
1. Local: el mercado se encuentra ubicado en una zona de una ciudad o pueblo, donde se
concentran entidades que se dedican a la misma actividad (instituciones bancarias, casas
de ventas de muebles).
2. Departamental o Provincial: abarca toda una provincia que se dedica a la producción
de un determinado bien. Por ejemplo: el azúcar tucumano.
3. Regional (dentro del país): abarca varias provincias que se dedican a la producción de
un mismo bien.
4. Nacional: se refiere a toda la producción de un país: las carnes argentinas, los
perfumes franceses.
§ Externo:
1. Nacionales: distintos países de igual producción.
2. De integración regional: varios países.
3. Internacional: todos los países.

Según el tiempo en que se realizan las operaciones:
Según la periodicidad:
§ Continuo: opera diariamente (productos alimenticios).
§ Discontinuo: opera periódicamente (el mercado de determinados productos agrícolas
funciona en época de cosecha).
Según el plazo:
§ Presente: opera con bienes ya terminados y valores presentes.
§ A término: opera con bienes no producidos (cosechas no levantadas o el valor de la
moneda extranjera a cierta fecha posterior).
Según la forma de organización:
§ De acuerdo con normas legales.
§ Mercado paralelo o en negro.
BIBLIOGRAFÍA
AYUDAS TEMATICAS: http://server2.southlink.com.ar/vap/
CUEVAS, Homero, Introducción a la Economía, Enfoque América Latina. México:
McGraw-Hill, 1991. No. Topográfico 330.986/C626e 1991
POOL, Ch., Cómo comprender los conceptos básicos de la economía
FRIEDMAN, Milton, La Tiranía de los Controles. 1977.
HILL. Charles, Global Business Today, Irwin McGraw Hill Boston 2000
MANKIW, N. Gregory. MACROECONOMICS. Harvard University. Worth
Publishers. (Cf. Group K.T.Dra. Diagonal 85A No. 26-05. Fax/phone (571-
2187629)
MOCHÓN Francisco y BECKER, Víctor A. Economía, Principios y Aplicaciones,
ED. Mc Graw Hill – segunda edición – año 1997
PORTER. M. La ventaja comparativa, 1985.
SMITH A. La Riqueza de las Naciones, 1770
Juan Diego Castrillón M.B.A.
Pontificio Ateneo Antoniano de Roma
Universidad de Tulane. New Orleans
Universidad Autónoma de Occidente. Cali
Pontificia Universidad Javeriana Cali
Universidad ICESI Cali

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*